• Dom. Oct 2nd, 2022

El Índice del Pollo Asado se incrementó en más de 4%, alcanzando $33.747 este mes

En las anteriores mediciones, Bogotá era la ciudad con el costo promedio más bajo, pero aumentó 10,5% con relación a los precios obtenidos en julio en las siete ciudades rastreadas

Fuente: La República

En el marco del Festival del Pollo Colombiano, que comenzó durante esta semana, LR presenta una nueva edición del Índice del Pollo Asado, un indicador que mide la variación de precios con base a este plato que se consume en todas las regiones. Este mes se vio un incremento de más de 4% tras consultar las principales ciudades del país.

En esta edición las zonas evaluadas fueron Bogotá, Medellín, Cartagena, Cali, Cúcuta, Tunja y Villavicencio, de las cuales la capital de Antioquia tuvo la menor variación (0,7%).

Si se compara el costo obtenido en julio y los primeros datos del mes de septiembre, el precio promedio del pollo asado pasó de $32.385 a $33.747.

Medellín sigue siendo la ciudad donde el costo promedio para comer pollo asado es más alto ($38.400), seguido de Cartagena ($35.300), Cúcuta ($35.133), Villavicencio ($32.966) y Bogotá ($31.633).

En esta medición, Bogotá dejó de ser la urbe con el valor más económico, pues se incrementó 10,5%. Tunja pasó a ser la ciudad con el precio más barato, con un promedio de $31.366, seguido de Cali y la capital del país, con $31.433 y $31.633, respectivamente.

Después de Bogotá, Cartagena tuvo la variación más alta con 5,1%; seguida de Villavicencio, con 4,12%; Cali, con 3,7%; y Cúcuta continúa, ciudad que alcanzó un alza de 3,4%.

Según explicó Rafael Serrano, gerente general de Pronavicola, el incremento que tuvo el pollo asado en Bogotá se puede explica por la distancia entre los puertos por donde se importa la materia prima, la cual tiene un flete terrestre más caro para el costo de la comida que lo que se tiene en Valle del Cauca o las ciudades cercanas a la costa.

“Las bases y los futuros de maíz y de soya no han cambiado su curso ascendente, están estabilizados por lo alto. Mientras esa variable no presente una disminución los costos de comida y de producción del pollo seguirán siendo por los niveles que estamos viendo hoy en día”, explicó.

El gremio estima que durante el resto del año la tasa de cambio siga en alrededor de $4.400 y los costos de producción actuales se mantendrán durante este semestre.

Por esta coyuntura desde el gremio se adelantan actividades como el Festival del Pollo Colombiano, para incentivar el consumo de la proteína blanca. Luis Rodolfo Álvarez, director del Programa Pollo Fenavi-Fonav, señaló que desde la entidad gremial quieren llegar con la marca ‘Pollo colombiano’ a todas las personas en el país. “Estamos adelantando un gran esfuerzo para fomentar su consumo en personas de 25 a 45 años”.

La próxima semana saldrá el dato de inflación del Dane y se espera que, al igual que en julio, se siga con una cifra de doble dígito. Según la entidad, la división de gastos de alimentos y bebidas tuvo una inflación en el año de 24,61%, siendo el rubro que más aportó al crecimiento de los precios anuales, con 4,15 puntos porcentuales.

Los precios de producción del pollo se han encarecido por el costo de materias primas claves del sector, como la soya que subió en promedio 32% y el maíz, que alcanzó 25% en un año. Esto también se reflejó en los precios Sipsa que aumentó el valor a los consumidores.

Comentarios de Facebook